EL CASO URIBE CONTINUA, NACIONAL ACUDE A UN ILUSTRE EX MAGISTRADO

Se trata del reconocido abogado Néstor Humberto Martínez, ex Fiscal General de la Nación, espera resolver una dilatada discusión con Cortuluá.

Vale recordar que el pleito, que data del año 2015, tuvo como última instancia ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) un fallo desfavorable a los intereses del club antioqueño, un veredicto que ahora espera modificar acudiendo al reconocido jurista. 

Sin embargo, en las últimas horas se conoció que no será el único camino jurídico que se evalué y que Martínez ha tenido ya contactos con Cortuluá, proponiendo una nueva instancia ecuánime para solucionar el litigio: un tribunal arbitral independiente en nuestro país, donde de los dos lados aporten sus argumentos y se tome una decisión final, pero sin cruzar el océano, no en Suiza.

Un documento enviado a las oficinas de la institución tulueña parece retar  a la familia Martan, a presentar el título ejecutivo que pueda ser exigible contra Atlético Nacional, lo que en el fútbol en realidad no se pueda poner en práctica ya que si se tiene un fallo, como el del TAS, se procede a solicitar un proceso disciplinario contra el club que incumple sus obligaciones, lo cual puede generar pérdida de puntos, desafiliaciones y otras consecuencias graves que ningún club se atreve a intentar. Por esa vía se cobran los dineros que se adeudan, no por los títulos que exige el abogado Martínez, que aplican en conflictos de otro tipo.

Cortuluá tampoco considera que el recurso de revisión ante la FCF al que apeló Nacional en su último comunicado aplique en este caso y exige el cumplimiento del fallo del TAS, una instancia a la que, entre otras cosas, llegó como consecuencia de la decisión del club verdolaga de llevarlo hasta allí. Por eso mismo cree que el condenado en este caso intentaría desconocer las instancias que no les resultan favorables y por eso no descarta emprender nuevos procesos en el futuro.

Un capítulo más en la novela del pereirano Fernando Uribe se está empezando a escribirse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *